Brasil vs. Costa Atlántica: los argentinos empiezan a definir su destino preferido

Durante las vacaciones de verano de 2016, Brasil se posicionó como uno de los principales destinos de los turistas argentinos. Según datos revelados por el ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, dos millones de turistas argentinos pasaron sus vacaciones en distintos lugares de Brasil, cuyo ranking lideró la ciudad de Florianópolis. ¿Es que sus playas son más atractivas que las de la Costa Atlántica? ¿Sus balnearios, más accesibles? Lo cierto es que una tendencia que ya existe hace varios años se despuntó durante la última temporada, gracias en parte a la liberación del cepo cambiario, la inflación interna y el desplome del real frente al dólar.

Ante la liberación del cepo cambiario, la inflación interna y el desplome del real frente al dólar, Brasil se convirtió de golpe en un aliado del bolsillo argentino. Además, la igualdad de precios respecto a los de la Costa Atlántica, en especial en un hotel tres estrellas en Mar del Plata o Pinamar, tuvieron como consecuencia que los argentinos pensaran dos veces en dónde preferían vacacionar. Aquellos que solían viajar en verano por su propio país abrieron la puerta hacia un abanico de opciones internacionales. Brasil era caro, pero de golpe se volvió barato.

La temporada de invierno del 2016 en la Argentina tuvo un balance más positivo que el de verano, lo que principalmente se debe al espíritu de las vacaciones en julio y agosto, que se siente más como una «escapada» que a unas largas vacaciones de verano en un hotel en mar del plata. Según un informe al que tuvo acceso Infobae, las provincias más elegidas fueron Mendoza, Salta y Córdoba. Hubo aumentos de precios con respecto al período veraniego, pero los viajes suelen ser más cortos.

Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro fueron un gran propulsor de turismo argentino en Brasil. 541 mil viajeros llegaron a la ciudad carioca entre el 1 y el 15 de agosto, lo que representó un crecimiento de 157 mil visitantes con respecto al mismo período de 2015, según informó el Ministerio de Turismo de Brasil (MTur). Cabe destacar que el 64% de los argentinos que viajaron a Río fueron hombres mayores de 25 años.

Damián Di Pace, economista y director de la Consultora Focus Market, explicó a Infobae este fenómeno: «Si tomamos como parámetro lo sucedido en materia turística en los primeros siete meses del año, la balanza turística de Argentina es negativa, ya que de acuerdo al Ministerio de Turismo de la Nación el receptivo cae un 6,6 % mientras que el emisivo creció un 35,5 % con 5,76 millones de argentinos que viajaron al exterior en un contexto donde Brasil, Chile y Miami se perfilan como los destinos preferidos».En el verano del 2016, dos millones de turistas argentinos pasaron sus vacaciones en distintos lugares de Brasil (Shutterstock)

Y el turismo a Brasil seguirá creciendo, o al menos eso es lo que parece. «Dentro del análisis que deberíamos hacer para evaluar esta situación es que los servicios que involucran al turismo más los precios en el mercado minorista local han tenido una inflación interanual del 42%. Si se suma la acumulada en años anteriores, se hace de Argentina un destino de altos precios en dólares mientras que la Inflación de Brasil proyectada para el verano de 2017 es del 5,6 % y la de Chile del 3 %, por comparar dos destinos limítrofes que son de atractivo para el turista local», aseguró el economista.

Además, con el objetivo de incrementar el flujo de turistas entre ambos países, Gustavo Santos, y su par de Brasil, Alberto Alves, suscribieron un acuerdo de cooperación en Río de Janeiro. En el marco de la firma de este acuerdo, se reunieron con una agenda focalizada en las oportunidades de expansión en la conectividad aérea y fluvial. Uno de los temas centrales fue la promoción internacional conjunta: el análisis de mercados prioritarios para su desarrollo; y la difusión de las Cataratas del Iguazú.

«Argentina y Brasil son dos países complementarios. Estaremos promocionando ambos países en forma conjunta en destinos lejanos, que son los que más van a crecer en los próximos años», destacó Santos, y agregó: «Estamos comprometidos en la causa de la integración regional, hay un futuro para construir juntos».

Así y todo, Oscar Ghezzi, presidente de la Cámara Argentina de Turismo (CAT), afirmó en diálogo con Infobae que hay que tener en cuenta que el turismo no sólo incluye las vacaciones de invierno y verano, y que el país tiene muchos destinos que son aptos para escapadas de fin de semana durante todo el año: «La oferta de destinos argentinos es variada, y ha alcanzado un desarrollo federal que permite observar cómo, tanto en vacaciones como a lo largo de todo el año, son elegidos de Norte a Sur y de Este a Oeste. Además, habiendo logrado cortar la estacionalidad a partir de un calendario previsible y organizado de fines de semana largo, los destinos crean productos, eventos y promociones que surgen del trabajo entre el sector público y privado, que potencia así la llegada de turistas».

De esta manera, Ghezzi aseguró que tanto en destinos de nieve en temporada invernal, al igual que en el Norte, como en destinos de playa, sierras, termas, turismo activo, gastronómico, enológico, religioso, y muchos otros segmentos a lo largo de distintos momentos del año, el movimiento turístico recorre el país en viajes cortos, alternando destinos y dando la posibilidad de contribuir con el desarrollo de las economías regionales, en tanto genera además un efecto derrame sobre el resto de las actividades económicas.

Tag: hoteles en mar del plata