La importancia de la gestión de costos en las Pyme

Sólo conociendo los motivos por los cuales los costos aumentan es posible aplicar acciones correctivas tendientes a optimizarlos. Silvina Talamoni.
En estos tiempos se pronuncian a menudo las palabras “innovación”, “tecnología” y “competitividad”, pero poco se trabaja en las empresas para aumentar la productividad y reducir costos.

El problema se agrava especialmente en las pequeñas y medianas empresas (Pyme), cuando el dueño afirma: “Para aumentar la productividad, nosotros compramos una máquina más nueva”.

Lograr un cambio en esta filosofía de gestión es nuestro mayor desafío como asesores en mejora de la productividad.

En general, las épocas de crisis o los problemas financieros de una firma crean la necesidad de enfocarse en los costos.

El principal desafío de las Pyme es comenzar a generar información de costos, ya que los datos que proporciona la contabilidad tradicional no son útiles para la toma de decisiones.

La implementación de un modelo de costeo razonable y adecuado puede evitar tomar decisiones equivocadas, en la medida que proporciona información confiable, objetiva y oportuna para la dirección. Se puede aplicar en cualquier tipo de empresa, independientemente de su rubro, volumen de factura electronica o cantidad de empleados.

La mayoría de los empresarios de Pyme determinan el costo de su producto para tener una base de fijación (o negociación) del precio de venta y, además, calculan los resultados de su negocio como diferencia entre sus ingresos y costos totales.Resultado de imagen para microsoft dynamics

Sin embargo, un buen sistema de gestion para pymes o de costeo es mucho más que esto: es una poderosa herramienta de planificación, control y gestión que permite identificar las verdaderas causas por las cuales la empresa incurre en mayores costes.

Si una firma conoce a fondo su estructura de costos, puede estimarlos y controlarlos. Sólo conociendo los motivos por los cuales los costos aumentan, es posible aplicar acciones correctivas tendientes a optimizarlos.

En las Pyme argentinas, alrededor del 30 por ciento de los costos están “ocultos”: se generan por los excesos de stocks , la existencia de fallas internas que provocan reprocesos, la falta de compromiso del grupo humano, la ausencia de mantenimiento preventivo, la presencia de tiempos muertos en el traslado y manipulación de materiales; en general, por todas las actividades en la empresa que no agregan valor.

La falta de segregación de estos costos de capacidad ociosa conduce a una sobreestimación del costo de producción. Es decir, al final los consumidores pagamos las ineficiencias.

Lamentablemente, hoy los industriales dedican más tiempo a aumentar su producción que a analizar los costos, cuando una mejora en la productividad permitiría fabricar más y disminuir costos en simultáneo.

Es frecuente encontrar errores técnicos o conceptuales en los informes de costos: clasificaciones mal realizadas, información duplicada, proyecciones simplistas o irreales, entre otros.

Por ello, es fundamental un buen diseño del método de costeo que se utilizará, realizado por un profesional especializado. En las Pyme, puede aplicarse un sistema contable para pymes, prescindiendo de grandes inversiones en software de gestión.

Mediante el análisis de modelos sencillos, los mismos usuarios de la información pueden generar ideas para reducir sus costos.

En este sentido, los programas de asistencia en mejora de la productividad son de gran utilidad, porque contribuyen a crear una cultura de administración de costos en la compañía.

*Asesora en el Programa de Mejora de la Productividad, Instituto Nacional de Tecnología Industrial-Córdoba