Regalos corporativos: las empresas también apuestan por «obsequios a la carta»

Se acerca fin de año y, a esta altura, la mayoría de las empresas ya tienen resuelto su cierre de año, aunque en el último tramo hay varios temas que toda empresa debe resolver y uno de ellos -y el que más cuesta decidir- son los obsequios de fin de año.
Dentro de las opciones de regalos empresariales originales, las experiencias «a la carta» van ganando un lugar preferencial entre las opciones por las que optan las compañías.
Las categorías van desde cenas en restaurantes de alta gama, estadías en hoteles de lujo, clases de golf o sesiones de spa, que son elegidas de manera personalizada por el agasajado, lo cual le da un valor diferencial como regalo y, por eso mismo, ha crecido notablemente en el mundo corporativo.
El volumen está teniendo su corolario en está época, en que las compañías aprovechan para agasajar clientes, dar premios y hacer reconocimientos a sus empleados.
El éxito de este tipo de obsequios corporativos radica en su agregado diferencial que son las amplias categorías para elegir «a la carta», ya que éstas están enfocadas en brindarle bienestar al destinatario, de manera que se potencie la fidelización del personal, un mayor compromiso y mejores resultados.
«En este rubro, una de las tendencias diferenciales la marca el profundo conocimiento del mercado corporativo, la atención personalizada y la constante adaptación a las tendencias para premiar al personal, agasajar a clientes, potenciar campañas publicitarias o de marketing, homenajear o simplemente para celebrar el año transcurrido. El foco está puesto en la calidad, y en que el beneficiario lo experimente como un momento inolvidable», explica Cristian Cornejo, director comercial de Special Gift, una empresa especializada en soluciones innovadoras de regalos empresariales mediante la gestión online y el seguimiento personalizado.
«El efecto positivo del merchandising radica en que son percibidos como un premio especial por parte de los empleados, lo cual contribuye a construir y reforzar lazos», destacaron, para luego completar que «más allá de que el monto de la inversión (que depende directamente de los resultados de la compañía) sea de gran magnitud o no, es un regalo que hace foco especialmente en la persona a la que se agasaja, dado que ella es tenida en cuenta de manera especial y esto se percibe por el destinatario, ya que se trata de generar una propuesta que abarque sus gustos, sus inquietudes y sus pasiones. Puntualmente, se trata de pensar un obsequio que sorprenda y del cual disfrute especialmente».
Las categorías de las experiencias van desde gastronomía, bienestar, estadías y aventuras, con un variado abanico de precios.
Los cofres se solicitan de manera online y se diseñan de manera personalizada, teniendo en cuenta el perfil del agasajado.
La empresa de soluciones se encarga de hacer un seguimiento personalizado para que llegue al destinatario, y éste efectivamente lo reciba y viva la experiencia.
«Uno de los ítems más importantes que buscan las compañías es lograr el mejor balance entre costo/beneficio y alcanzar el grado de impacto entre sus colaboradores, clientes y contactos corporativos. Las empresas buscan originalidad y, sobre todo, generar una experiencia positiva y de gran valor agregado que se alinee con la recordación de marca», concluye el ejecutivo de Special Gift.